Ni queso ni yogur: este es el alimento lleno de probióticos y calcio que protege tus huesos

En el mundo de la alimentación saludable, siempre hay espacio para productos que ofrecen beneficios para la salud. Uno de ellos es el suero de mantequilla, también conocido como buttermilk, que está ganando cierta popularidad por sus propiedades nutricionales y su versatilidad en la cocina. A diferencia de del queso y el yogur, el suero de mantequilla ofrece una fuente rica de probióticos y calcio, lo que le convierte en una excelente opción para proteger los huesos y mejorar la salud digestiva.

El suero de mantequilla no es algo novedoso, si tenemos en cuenta que su consumo se remonta a la Edad Media. Originalmente, este líquido era el sobrante que se obtenía a la hora de elaborar mantequilla de forma artesanal, al batir nata fresca. Hoy en día, el buttermilk que encontramos en las tiendas es leche desnatada fermentada con bacterias lácticas, lo que le confiere su característico sabor ácido y su textura cremosa. Además, su bajo contenido en grasa lo convierte en una alternativa saludable a la leche entera, ofreciendo más nutrientes y menos calorías.

Rica en probióticos y calcio

Uno de los principales beneficios del suero de mantequilla es su alto contenido en probióticos. Estos microorganismos vivos son esenciales para mantener una flora intestinal saludable, ayudando a la digestión y reforzando el sistema inmunológico. Los probióticos presentes en el buttermilk pueden ayudar a prevenir infecciones gastrointestinales y mejorar la absorción de nutrientes, lo que lo convierte en un aliado perfecto para una dieta equilibrada.

Además de los probióticos, el suero de mantequilla es una excelente fuente de calcio, un mineral fundamental para la salud ósea, puesto que permite mantener la densidad y fortaleza de los huesos, y un consumo adecuado puede prevenir enfermedades como la osteoporosis. Por lo tanto, incluir buttermilk en la dieta diaria puede ser una forma eficaz de asegurar la ingesta necesaria de este mineral esencial.

Pero no solo eso, tomar de forma habitual suero de mantequilla, contribuye a la prevención del cáncer de colon, la disminución de los niveles de colesterol, su efecto bactericida, la protección frente a la úlcera gástrica y la mejora de la función cerebral.

El suero de mantequilla en la cocina

El suero de mantequilla también destaca por su versatilidad a la hora de utilizarlo en la cocina, gracias a su sabor suave y ácido. Desde esponjosos pancakes hasta aderezos para ensaladas, el buttermilk puede transformar tus platos en deliciosas experiencias gastronómicas. De hecho, es muy apreciado en la repostería, donde su capacidad para mejorar la textura de masas y batidos es altamente valorada.

El ‘buttermilk’ es muy apreciado en la repostería, por su capacidad para mejorar la textura de masas y batidos

Hacer buttermilk en casa es sorprendentemente sencillo. Para preparar una versión rápida, basta con mezclar leche con una cucharada de limón o vinagre de manzana y dejar reposar la mezcla por unos minutos. Esta preparación casera es una excelente opción para quienes buscan una alternativa fresca y natural sin conservantes ni aditivos. ¡Atrévete a experimentar con buttermilk y descubre todo lo que puede ofrecerte!

Fortalecimiento

La mente y el cuerpo van de la mano. Al realizar terapias de fortalecimiento tu vida cambiara completamente; te sentirás con mucha más energía y serás más fuerte. En Fisioyak trabajamos con muchisimos atletas de alto rendimiento que requieren dar su maximo desempeño en sus disciplinas, por ello, recurren a nosotros para trabajar el fortalecimiento físico.

× Más información